Turismo: Ecoturismo

Gracias a la biodiversidad del territorio, Costa Rica es uno de los principales destinos de naturaleza en todo el mundo. Convirtiéndolo en una meca para cientos de turistas amantes de los tesoros naturales y del ecoturismo responsable.

Ecoturismo, es el turismo con un mínimo impacto en el ambiente. Esta actividad produce ingresos importantes en el país que la desarrolla, los cuales ayudan a proteger importantes áreas naturales y también beneficia a las poblaciones, ayudándolas a reducir su dependencia de otras actividades económicas que podrían dañar la naturaleza.

Afortunadamente, Costa Rica es también un lugar donde esta actividad ha alcanzado su máximo nivel de realización y éxito. Este paraíso natural posee amplia experiencia mostrando sus maravillosas riquezas naturales a decenas de miles de visitantes cada año.

Un gran porcentaje de los turistas que visitan Costa Rica se motivan por el ecoturismo, pero hacen otras actividades complementarias.

Según las encuestas de pasajeros aéreos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), el 61% de los vacacionistas que vienen a Costa Rica visitan un parque nacional, 66% observan flora y fauna y 65% utilizan un sendero natural. Sin embargo, aún más pasajeros (78%) visitan una playa.

El atractivo de Costa Rica no es sólo su biodiversidad, sino la posibilidad de que un turista pueda, en siete o quince días de vacaciones, hacer el ecoturismo en dos o tres hábitats, visitar un volcán, quedarse en la ciudad, hacer rafting, descansar en una playa o participar en muchas otras actividades de ecoturismo, turismo convencional, rural o de aventura.

Esto es una fuerte ventaja comparativa de Costa Rica, relativa a países más grandes donde las distancias hacen difícil combinar tantas actividades.

Bosque Nuboso de Costa Rica

El Bosque Nuboso se localiza 1600 metros sobre el nivel del mar. Dada la altura, los árboles ya no crecen tanto como en las zonas de bajura, donde crecen los bosques tropicales lluviosos y los bosques tropicales secos entre otros.

El bosque nuboso en Costa Rica es sinónimo de biodiversidad, observación de aves, caminatas y senderismo, ríos y riachuelos con aguas frías y gélidas, frescura, aire puro y acogedores pueblitos de montañas, con restaurantes y hoteles igualmente acogedores.

Algunas de las zonas de bosque nuboso más representativas y bellas son: Monteverde, San Gerardo de Dota, Cerro de la Muerte, Talamanca, Chirripó, Poás, Barva, Volcán Turrialba y las partes altas de los volcanes de la cordillera de Guanacaste y Tilarán, tales como Rincón de la vieja, Miravalles, Tenorio, Orosi, entre otros.

Bosque Tropical Lluvioso de Costa Rica

En Costa Rica, casi todas las partes bajas del Caribe y del Pacifico Sur están o estaban cubiertas totalmente por el bosque tropical lluvioso. Hoy en día, aún hay grandes extensiones de este tipo de bosque en el Caribe y en el Pacífico Sur, así como partes del Pacífico Central.

Se caracteriza por tener árboles de gran tamaño, soto bosque, rica biodiversidad, tanto en flora como en fauna y por ser una de las atracciones más importantes del país. Incluso, se ha dicho sobre el bosque tropical lluvioso del Parque Nacional Corcovado, que es el más rico del planeta.

Algunas de las zonas con bosque tropical lluvioso más famosas son: Corcovado, Osa, Golfo Dulce, Golfito, Talamanca y algunas zonas de la Fila Costeña.

En el Caribe destacan las zonas de Gandoca y Puerto Viejo. En el Caribe Sur, Fila Carbón, Cahuita, Talamanca, Tortuguero y Barra del Colorado.

En San Carlos, algunos destinos con este tipo de bosque son Boca Tapada, Cutris, Laderas Noreste de la Cordillera de Tilarán y Guanacaste.

Bosque Tropical Seco

Los bosques secos tropicales crecen en áreas que no reciben lluvia durante muchos meses del año. En los bosques secos del Área de Conservación Guanacaste, hay una época seca bien definida, durante 6 meses, entre mediados de Diciembre y hasta mediados de Mayo.

El Bosque Tropical Seco es uno de los ambientes más vulnerables de Costa Rica, y uno de los más escasos en América Central, lo cual no es de sorprender por su principal característica, al estar localizado en una región tropical con lluvias estacionales, esto resulta en varios meses de severa sequedad; de hecho exhibe la mayor proporción de días sin lluvia durante el año en Costa Rica.

Esto obliga a las plantas a perder sus hojas durante la sequía, y a los animales a requerir grandes extensiones de territorios.

El Bosque Tropical Seco de Costa Rica es por todo esto una delicada zona de vida que requiere para su conservación de la protección de áreas extensas y continuas para la supervivencia de los grandes mamíferos, sobre todo los depredadores. Una parte de este bosque, en la región noroeste de Guanacaste está protegida dentro del Área de Conservación Guanacaste.

El bosque seco de Costa Rica es bien conocido por su naturaleza decidua, es decir que pierden sus hojas durante la época seca, lo cual es una adaptación evolutiva de las plantas y árboles para evitar la pérdida de agua que ocurre naturalmente en la transpiración a través de los poros especializados de las hojas.

Los ríos y manantiales son menos frecuentes pero su provisión de prístinas aguas le inyecta vida al bosque seco. Su localización cerca de la costa también optimiza las condiciones de luz solar para la fotosíntesis de las plantas, con lo cual los bosques secos también contribuyen a la fijación del carbono presente en la atmósfera.

Al igual que los bosques lluviosos tropicales, los bosques secos tropicales tienen muchas especies. Algunas de las zonas donde se ve en forma abundante el bosque tropical seco son el Parque Nacional Santa Rosa y el Área de Conservación Guanacaste.

Manglares en Costa Rica

En Costa Rica, diez humedales han sido declarados Humedales de Importancia Internacional; tres de ellos tienen categoría de Refugio y uno de Parque Nacional. Con esta declaratoria, el país se comprometió a realizar mayores esfuerzos para su conservación y uso sostenible.

En la Costa Pacífica de Costa Rica se pueden ver el mangle rojo, el mangle té, los mangles negros, y el mangle blanco y raramente el mangle botoncillo. En la Costa Atlántica no existe el mangle té.

En ambas costas a veces se ven dentro del Bosque de Manglar helechos, orquídeas y bromelias epífitas en los propios árboles de mangle.

Ríos en Costa Rica

Costa Rica cuenta con una abrumadora cantidad de ríos. La marcada cordillera que recorre el país como una columna dorsal es cuna para una gran cantidad de mantos acuíferos, nacientes y ojos de agua que a su vez, forman los ríos.

El río más grande del país es el Térraba, en el Pacífico Sur, seguido por el Río Tempisque, en el Pacífico Norte.

Otras cuencas y ríos de importancia son Sixaola, en el Caribe Sur, Pacuare y Reventazón, famosos por sus aguas blancas, Río Frío, San Carlos, Sarapiquí en la zona norte y Ríos Parrita, Savegre y Naranjo en el Pacifico Central.

Algunos ríos donde se practica el rafting son: Río Chirripó, Río Puerto Viejo, Río Sarapiquí y Río Toro.

Observación de Aves

Con más de 850 especies de aves, Costa Rica ofrece a los observadores de aves una experiencia inigualable de observación durante su estancia en el país.

Desde el bosque de roble de la Cordillera de Talamanca, la más alta de América Central a los bosques nubosos de Monteverde o el Parque Nacional Braulio Carrillo, en la selva tropical de tierras bajas de la Península de Osa, observadores de aves descubren una rica variedad de hábitats repletas de grupos diversos de aves.

Lugares recomendados son Parque Nacional de Piedras Blancas, Pacífico Sur y el Golfo Dulce, San Gerardo de Dota en el Cerro de la Muerte, Monteverde, Parque Nacional de Corcovado, Parque Nacional de Tortuguero, Parque Nacional de Carara, Manuel Antonio, Sarapiquí, entre otros.

Observación de Ballenas y Delfines

Sin duda alguna, ver una ballena o un delfín es un espectáculo para nunca olvidar.

En Costa Rica, especialmente en el Pacífico Sur se da este espectáculo durante nueve meses al año. Se combinan tours de observación de ballenas junto con información y temáticas educacionales para la conservación de estos animales.

Algunas de las zonas más famosas para la observación de ballenas y delfines en Costa Rica son: Bahía de Coronado en el Pacifico Sur, Parque Marino Costa Ballena, Península de Osa y zonas aledañas,
 Golfo Dulce
 en Guanacaste, Península de Nicoya y el Caribe Sur.

Observación de Monos

En Costa Rica hay 4 especies de monos. Estos son:

  • Mono Congo o Aullador.
  • Mono Cariblanco.
  • Mono Titi.
  • Mono Araña.

Las dos especies que se pueden observar con más facilidad son el Congo y el mono Cariblanco. El Congo habita en toda la región de Guanacaste y se caracteriza por sus ruidos al aullar.

El Mono Titi se puede ver con bastante facilidad también en el Pacifico Central, en zonas como el Parque Nacional Manuel Antonio.

Observación de Tortugas

Varias especies de tortugas anidan en ambas costas de Costa Rica.

Solo una de cada cinco mil tortugas que nacen llegan a ser adultas, por lo cual es de suma importancia brindar un ambiente seguro para este proceso. Entre las especies que se pueden observar en Costa Rica están la tortuga verde, la baula, toruga carey, carpintera y tortuga lora.

El anidamiento de las tortugas marinas es uno de los más maravillosos espectáculos de la naturaleza. Las tortugas verdes anidan en las playas del Parque Nacional de Tortuguero de julio a octubre. Tortugas baulas anidan en la zona de Guanacaste en el Pacífico de febrero a junio.

Las tortugas Carey y Carpintera anidan durante los meses de verano pero son menos comunes. La tortuga lora anida en las costas del Pacífico Norte en la playa de Ostional, donde se llegan a observar en grandes cantidades durante agosto y setiembre.

Las hembras de las tortugas marinas llegan en la luna llena, con marea alta a anidar y poner sus huevos en las playas.